Uniforme y presentación personal
Actualizado abril 2016

No. Uno de los objetivos de la Ley de Inclusión es eliminar toda forma de discriminación arbitraria que vulnere el derecho de los estudiantes a acceder, participar y permanecer en su establecimiento educativo, sin embargo, los establecimientos pueden regular la presentación personal y el uso del uniforme en sus Reglamentos Internos, pero en ningún caso pueden establecer medidas que impliquen la exclusión o marginación del estudiante de sus actividades escolares por no contar con el uniforme escolar.



Sí. Cada establecimiento, junto a su comunidad educativa, puede establecer el uso obligatorio del uniforme y regular la presentación personal de los estudiantes en sus Reglamentos Internos en coherencia con su Proyecto Educativo.

Las familias deben conocer y adherirse al Proyecto Educativo del establecimiento que han elegido para sus hijos y respetar lo estipulado en el Reglamento Interno. Sin embargo, estas disposiciones nunca podrán implicar una discriminación arbitraria que pudiera afectar la dignidad de los estudiantes o excluirlos de las actividades escolares por no cumplir con las exigencias establecidas para la presentación personal.



Los padres, madres y apoderados, antes de matricular a sus hijos se deben informar acerca del Proyecto Educativo del colegio, de tal forma que elijan libremente el establecimiento en el cual desean educar a sus hijos o hijas.
Las familias deben buscar Proyectos Educativos acordes a sus valores y visiones.



Si. La normativa educacional establece que los colegios pueden definir como obligatorio el uso de uniforme escolar, considerando los siguientes aspectos:

  • Las normas sobre su uso deben estar señaladas en el Reglamento interno y acordadas con toda la comunidad educativa.
  • Se pueden comprar en el lugar que más se ajuste al presupuesto familiar.
  • No es obligación adquirirlos en una tienda o proveedor específico.
  • No se pueden exigir marcas.
  • Si el estudiante no puede adquirir o usar el uniforme, el director (a) tiene la facultad de eximirlo .
  • Si un estudiante no cuenta con uniforme escolar no puede ser excluido de las actividades educativas.



No. El derecho a la educación es un bien superior y no puede ser limitado o condicionado por la falta de alguna prenda del uniforme o la totalidad de él o por la presentación personal de los estudiantes.

Si bien el reglamento interno puede regular la apariencia personal y el uso del uniforme, estableciendo medidas para el caso de incumplimiento, ninguna de éstas puede significar la exclusión o marginación del estudiante de sus actividades educativas. En definitiva el establecimiento no podrá devolver a los estudiantes a sus casas y no podrá dejarlo fuera de una determinada clase o actividad (mandarlo a inspectoría, a la biblioteca, etc.).



. Si bien los establecimientos no pueden excluir de clases a los estudiantes por aspectos de vinculados a la presentación personal o al uso del uniforme, podrán establecer otro tipo de medidas que estimen pertinentes. El cumplimiento de las normas en general y las de presentación personal, en particular, requieren de un real compromiso de las familias y estudiantes. Por lo tanto, las medidas disciplinarias que tome el colegio deben considerar el diálogo, la reflexión y la argumentación para que se entienda el sentido que tiene la norma para el proceso educativo.



Este tipo de situaciones va más allá de la presentación personal. En este caso, es un problema de convivencia escolar, pues el estudiante busca generar conflictos con la comunidad educativa. Si estos mensajes son ofensivos o descalificatorios para la comunidad, podría ser un caso de maltrato o violencia psicológica, por lo cual, el establecimiento podría tomar otras medidas, puesto que dichas situaciones se enmarcan en otro contexto que va más allá de la presentación personal. Lo importante será buscar la resolución del conflicto, con medidas formativas, involucrando a la familia y saber las razones del estudiante, pero no enfocarse en el tema de la polera que es sólo la manifestación de un tema que puede ser más profundo.



En caso que el uso del uniforme sea obligatorio, los directores de los establecimientos educacionales por razones de excepción y debidamente justificadas por los padres o apoderados, podrán eximir a los estudiantes del uso de total o parcial del uniforme escolar por un periodo de tiempo determinado.


No, en ningún caso, el incumplimiento del uso del uniforme escolar podrá ser sancionado con la prohibición de ingresar o permanecer en el establecimiento educacional.


Los padres y apoderados tienen derecho a adquirir uniformes y útiles escolares en cualquier tienda o fábrica, y no pueden ser obligados o inducidos a comprarlos a un proveedor determinado por el establecimiento educacional. La Superintendencia de Educación, acogerá las denuncias que puedan afectar el derecho a la libre elección de los padres y apoderados para ser derivadas a la Fiscalía Nacional Económica, entidad que investigará la denuncia, conforme lo dispone el Decreto Ley N°211 del año 1974 sobre Libre Competencia.


El uniforme de Educación Física es regulado según lo establecido en el reglamento interno de convivencia, sin embargo, no se puede prohibir el ingreso a clases por falta total o parcial de este tipo de vestimenta. Los alumnos y alumnas que por situaciones especiales no puedan contar con el uniforme establecido en el Reglamento Interno podrán ser autorizados por el director o directora del establecimiento a no usar obligatoriamente mientras regularizan la situación, de acuerdo a lo establecido en el artículo 2 del Decreto N°215/2009.








Cargando...